domingo, 5 de julio de 2009

Cuestión de Fé

Cuando uno cree en algo, aún sin haberlo visto, eso es tener fe: pero cuando se ven las cosas como las que a diario suceden en y a los Alcohólicos Anónimos, uno sabe de hecho que ya no es solamente cuestión de fe sino mas bien, fervor despierto, donde no cabe el fanatismo, pues el fanático quiere, cree y ama una cosa sin saber porque lo hace, mientras que el alcohólico, a fuerza de ver y experimentar en su propia persona la recuperación, se convierte en un fervoroso seguidor del programa y sabe a ciencia cierta porque lo hace; es raro ver fracasar en AA a cualquier hombre o mujer que haya seguido fielmente sus principios.


De mi amigo Oreste B.


No hay comentarios: