lunes, 4 de enero de 2010

La proxima colgada...

Hace pocos días y como ocurre muy a menudo, en casa se fue la luz, que raro.

Como yo me entretengo con aparatos que necesitan energía eléctrica pues cuando no hay luz no puedo trabajar.

Inmediatamente hice mi reporte al 071, pasaron las horas y nada, otra llamada, y nada; pasó todo el día y nada. Digo, esto es “normal” que suceda, o sea, que les importes poco. Total, un día sin trabajar…

Al otro día muy temprano, iniciamos mi familia y yo una serie de llamadas con tal de estar checando en qué iba nuestro reporte y nada. Yo, que soy muy tolerante, pues me empecé a encabronar (mi paciencia sólo duró un día). Lo curioso es que el enojo no era tanto porque no me arreglaban la luz, sino porque me di cuenta que varios de los vecinos si tenían en sus domicilios.

Pues me di a la tarea de investigar y ¡oh sorpresa! (¡en serio, no se rían!), me di cuenta que casi todos mis vecinos ¡¡están colgados!! …#$%&/(/%%.... me mataron mi ilusión….

Comencé a checar los postes y sus líneas eléctricas y encontré, con verdadera amargura y desilusión, que es raro el domicilio en donde no hay un pinche cable colgado – estoy escribiendo y me hierve la sangre, y eso que ya estoy recuperado – A mi la compañía de luz me vale madre, pero mis vecinos, carajo…

En serio que aún en estos momentos no lo puedo creer: doña lupe, los ambrices, la Leslie, el ojete del judicial, el hojalatero, el pinche borracho hediondo del pancho, los testigos de jiman, los de la casa de tres pisos, el loco, etc. – todos ellos finísimas personas - ¡¡están colgados de la luz!!... y yo, 32 años viviendo aquí, en esta colonia, no me había dado cuenta; yo siempre pagando religiosamente, como me han enseñado los AA´s.

Con razón a veces los aparatos no quieren jalar o se descomponen, pues los vecinos ojetes se roban la luz y, obviamente, como mi casa es de las últimas, pues ya la caída llega poca, que poca…

Pa´chingarla de acabar, ya en la tarde llegaron unos desconocidos (aguas ehh), ni uniformes, ni logotipo, que venían de la Cia de Luz que iban a checar, ¡y todavía los pinches vecinos se arremolinaron a quejarse con ellos! Pinches farsantes.

Total que esos weyes de la luz vinieron a mi casa, desmontaron un medidor, y como no encontraron ahí la falla, lo depositaron suavemente en el suelo, dijeron “orita venimos”, y todavía los estoy esperando, culeros, ya no regresaron, yo tuve que reinstalarlo, con el pinche miedo que me dan los toques (de luz).

NOTA MENTAL: lo peor de todo es que me dieron ganas de colgar también yo un alambrito; se lo platique al tork y se me quedó viendo feo, y pues mejor no.

Y todavía mis amados compañeros de Grupo me dicen que solo los pendejos sufren en AA.

Ahí les dejo unas fotos que tomé con mi celular – no tuve que alejarme, nomas me paré en la esquina – son fotos de ese día para que no se diga que es mentira.


hacer click para agrandar


2 comentarios:

Anónimo dijo...

No se si esto, que tanto cuentan en cuanto a la espiritualidad de los A.A. sea una belleza leo con desagrado lo que un alcoholico RECUPERADO piensa, no soy de las personas que se admiran por la moralidad o la regla que lo mida, cada quien tiene su propio criterio, pero conozco personas que estan dentro de alcoholicos anonimos amigos mios con los cuales eh podido conocer acerca de este movimiento y en cuanto a lo que puede cambiar despues de varios años, ya no se toma y a final de cuentas es lo importante desde mi punto de vista ya que por lo visto uno sigue siendo igual. La ideologia en general (alcoholicos y no alcoholicos) es la misma, y por lo que leo es igual en ambas fases solo que se reprimen sentimientos y pensamientos la dualidad de mente, (el bien y el mal) naturaleza humana. Por la imagen qeu tiene que dar.

Plateros dijo...

Hola anónimo, que bien que dejes tu comentario expresando tu opinión. Me parece que no eres AA y la respeto.
Si, la espiritualidad en AA existe; por lo mismo, no en todos los casos(ni siquiera en la mayoría)los sentimientos son reprimidos, y por el contrario este Programa me ha ido ayudando poco a poco a liberar mis pensamientos y darlos a conocer, claro que el deseo es no molestar a nadie solo compartir mis vivencias.
Y esta entrada es eso, una vivencia que me sorprendió sobremanera al notar cuantas personas continúan renegando del sistema pero al mismo tiempo aprovechandose de sus fallas.