miércoles, 30 de diciembre de 2009

ASALTO A LA FIESTA


¿Ya están recuperados? Pues deberán estarlo pronto o cuando menos al pendiente, por lo que voy a platicarles:

Cuantas veces, desde tiempos lejanos, en los Grupos se nos ha dicho "…cuando asistan al Grupo no lleven más de lo necesario en cuestión económica; ni alhajas, ni dinero - solo para tus pasajes y tu Séptima - no lleves a presumir tu celular o ti ipod, o las madres que en el Grupo no vas a utilizar".

“La fe es confianza y no desafío”

Pues resulta que estaban mis amigos del Grupo (aquí el nombre) en su Semana de Unidad con motivo de su aniversario. Miércoles, Grupo lleno, algarabía, jajaja y joyjoy, compartimiento espectacular – de espectáculo, ya saben como se adornan los oradores -, las viejas de largo, con grabación y todo. Cuando de pronto – faltando quince minutos para el término de la sesión – hacen acto de presencia, sin aspavientos, no a la manera “tradicional”, y casi elegantemente, cinco ojetes sujetos con las armas (las de matar) en las manos. ¡!A ver culeros compañeros, la Séptima de hoy no va a ir al canasto sino que cambiará de agrupación¡!. ¡¡De buena voluntad todos se bajan los pantalones, aunque no traigan calzones, y se arrodillan (¿no que no se hincaban herejes?), saquen dinero, celulares, relojes, boletas de empeño y cuanta madre traigan, cierren los ojos y al que los abra se le acaba la espiritualidad!! Porque los ojos cerrados… son las ventanas abiertas al… no, eso no.

Al instante y como dijera un güey de ahí mismo “se acabó la euforia”, y les bajaron todo lo que traían y hasta lo que no traían; y así sin reparar daños mas arguende - pero con las bolsas y el espíritu llenos -, se fueron los malandrines.

Afortunadamente no golpearon físicamente a nadie, pero el pinche sustote y la angustia de cuándo volverán las oscuras golondrinas sus nidos a poblar, quien se los quita.

Como anécdota parece chusca, pero no lo es. Ya en serio, hay que ponerse vivo.

Eso de los atracos en los Grupos no es nuevo y por lo mismo ya deberíamos estar prevenidos. Lo que les pasó a mis despistados o confiados amigos puede pasar en cualquier Grupo aunque no sea aniversario y milite puro alcohólico humilde jodido como yo sabré.

Y aquí le voy a dejar no sea que los señores rateros se enojen conmigo y quieran ir a compartir a mi Grupo (lo bueno es que casi no asisto).

Y como dijesen los tepichines : "arriba el asalto hijos de las manos, esta es una puta"


3 comentarios:

Anónimo dijo...

Honestamente,me resulta un relato fútil e infantil y que no tiene nada que ver con A.A.,sino con tu resentimiento y con una realidad social de toda América,por no decir de todo el mundo.Tienes que madurar mucho y olvidarte de la soberbia.Escribes como desde la cúspide de una montaña,e intentas, en todo momento,demostrar superioridad,sapiencia y esencialidad.¿Crees que leer libros y tus años de abstinencia te convierten en un veterano y en un hombre sabio?.Te hace falta mucha humildad,empatía y honestidad.Felices 24 hs.

Plateros dijo...

Hola mi amigo anónimo,que bueno que escribes tu pensar. Tienes razón en eso que dices que me falta y que tengo que madurar. Trataré de mejorar. Si lo deseas puedes escribirme a

Plateros dijo...

platerosrus@gmail.com