sábado, 3 de julio de 2010

Responsabilidad compartida


Ahora resulta que, según veo , todos quieren ser padrinos y nadie ahijado, pero en cuanto a la responsabilidad nadie la quiere. O sea, nadie quiere ser el responsable y todos quieren ser apoyos. Que chingones. Si se trata de ser parejos, de cargar todos con el muerto. Porque ,como que solo apoyar no me está mostrando para nada la capacidad adquirida de ser el encargado de mis propias cosas, entiéndase con esto de ser uno más y no una carga para los demás. ¿Y la aportación, física y económica?, ¿y el esfuerzo conjunto? O sea, no solo el viejo tiene que ser encargado. El nuevo debe entender y aprender prontamente que también es su responsabilidad y que el “padrino” no lo va a andar sosteniendo siempre - menudo padrino el que hace eso -. Ejemplo: si somos quince ¿Cuántos deben cargar con la responsabilidad del trabajo y de los gastos? ¿Tres?, ¿cuatro?, ¡noo!, ¡todos! Porque todos conformamos el equipo. Quizá uno, o dos no puedan aún cooperar totalmente pero ya deben empezar a hacerlo. ¿O cuando empezaran a responsabilizarse de sí mismos? ¿Hasta cuándo iniciarán su “proceso de recuperación”?

No hay que hacerse pa´lo oscurito, hay que entrarle parejo, para que realmente sea una “verdadera comunidad”.


No hay comentarios: