sábado, 31 de diciembre de 2011

Seguir adelante...

...o el coraje para cambiar las que si puedo.

Lo que cuenta no es lo que se da, sino el amor con que se hace. Mi felicidad no depende de lo que me pueda pasar, sino en la medida en la que perciba lo que me ocurre; motivo por el cual ese amor no es la recompensa que nos eleva el alma, es un amor que cada vez nos hace llegar aún mas a nuestra felicidad en los momentos mas difíciles. ¿Vale la pena sufrir porque es la manera de aprender a amar con todo el corazón?
Un día gran pérdida tuvo lugar, sus risas han cesado, sus carcajadas han enmudecido y eso entristeció a mi alma y mi corazón. La luz se fue apagando y poco a poco la oscuridad ha ido ganando...¿a donde fue tu sonrisa, a donde?

Si bien es cierto que ahora tengo una mancha que cubre mi mente, hoy mas que nunca necesito y debo amarme. No más mentiras a mi mismo. Es hora de desplegar mis alas y no mirar mas en mi mente tu figura. Ahora cada dia que me levante espero que sea mejor que el anterior. Ahora solo quiero que todo pase rápido. Dejaré correr el tiempo y sanaré mis heridas. Estaré alerta para no cometer el mismo error. No dejaré mi Programa, no más. No miraré la lona de nuevo.
Voy a seguir creyendo en mi mismo
Continuaré regalando amor, amistad y cariño.
Seguiré construyendo en derredor mio.
Voy a seguir hablando de paz.
Continuaré iluminando mi camino.
Seguiré sembrando aunque otro pise la cosecha.
Seguiré gritando al viento y al mundo, aún cuando otros callen.
Y trataré de sembrar sonrisas en algunos rostros con lágrimas.
Invitaré a caminar a quien ha decidido indeciso, quedarse en un sitio y quizá ayude a levantar los brazos a aquel que esté a punto de rendirse.
Porque en medio de la desolación y la amargura siempre habrá alguien que nos mirará esperanzado, tratando de compartir algo con nosotros, incluso enmedio de un gran desmadre. Porque cada mañana saldrá radiante el sol.

Pero, si vez que no sigo caminando a tu lado, que ya no sonrío o callo, solo acércate, abrázame o sonríeme, pues son esas cosas simples las que nunca se olvidan. Con eso será suficiente pues seguramente pasará la tormenta que me abofeteó.

Tal vez todo lo que hoy me parece difícil o incierto con el tiempo se minimice y me de cuenta que me ayudó a crecer y a ser mejor... momentos de prosperidad, otros de incertidumbre y preocupación... De pronto cuando he creído tener todo bajo control en la vida aparece alguien o algo y derrumba mi castillo … y allí estoy…A veces lleno de miedo, otras a la espera de que todo sea una pesadilla y tarde o temprano pueda despertar…Pero nunca perderé la esperanza…De pronto al mirar alrededor siempre hay algo que me dice que puedo resurgir…De todo he aprendido… Aún cuando me he encontrado mirando con temor el futuro, lleno mi corazón y mi vida con un fuerte deseo de seguir…Que nada ni nadie me desaliente…Soy yo el único que puedo elegir: Bajar los brazos o seguir peleando. La vida no es fácil a veces…He pasado por pruebas difíciles, pero siempre ha existido en mi la fuerza necesaria que me permite levantarme y seguir caminando…el dolor pasa...el sudor se seca...el cansancio termina.

No hay comentarios: