miércoles, 28 de octubre de 2009

Mas de todo

Tradicionales, 24 horas, 4º y 5º paso...todos con el mismo objetivo: ayudar al alcohólico; Grupos donde por cierto, uno de los tres legados es la UNIDAD.

En todas las agrupaciones hay de todo, gente que a sabido detener la enfermedad y puede por lo cuál ayudar a otro alcohólico a entender y superar su enfermedad y por otra parte hay también mucho pasadito de lanza que nada mas va a ver a quien chinga: no se debería juzgar a toda una corriente de A.A por la ignorancia y mala fe de otros.

Si bien es cierto que hay grupúsculos que atormentan y maltratan física y psicológicamente a sus internos, también hay excelentes grupos de apoyo integral donde no solo te encierran a quejarte de los demás y a matarte de hambre; existen grupos que han salvado la vida a miles y miles de alcohólicos y sobretodo el apoyo y la terapia continua de manera permanente a cargo de personas que ya pasaron procesos similares y que por lo tanto se manifiesta un puente de conexión entre individuos; claro esta, echándole humildad a cada paso de una nueva vida. Obviamente eso no a muchos le parece por que es un proceso largo y doloroso de ego reducción.

Pero como en todos lados hay bizarros; 4to y 5tos, anexos, granjas y demás de lo que realmente es Alcohólicos Anónimos es triste ver como se desvirtúa un hermoso programa que cumple ya tantos años (74) a nivel mundial. Ahora entiendo a Bill cuando en la convención de 1955 en San Luis entregó los Tres Legados.

Sin embargo, se habla de lo mucho que nos parecemos todos los alcohólicos a la hora de la verdad
AA es una comunidad de hombres y mujeres unidos contra una enfermedad común y mortal. Nuestras vidas están vinculadas. Al principio pasaron 4 años antes de que AA llevara la sobriedad tan solo a una mujer alcohólica. No obstante al irse perfeccionando la comunicación, la situación fue cambiando. Esto me lleva a una reflexión "Para estar gravemente afectado no es necesario que uno haya estado bebiendo durante mucho tiempo, ni que beba tanto como lo hicimos algunos de nosotros. Esto es particularmente cierto en las mujeres. Las potencialmente alcohólicas a veces se vuelven verdaderamente tales.

Nunca tratamos de ser un amigo entre los amigos, siempre tratamos de llegar a la cima, o por el contrario escondernos debajo de todos. Esta conducta egocéntrica impidió la relación de compañerismo con nuestros semejantes. Fue muy escasa nuestra comprensión a la verdadera hermandad.

Finalmente teniendo dos disciplinarios - el infinito sufrimiento o el gran amor – podemos por cada cosa que se vea que está mal acompañarla de una buena solución, y mejor aún de acción.
Si no es así, sería una lástima que los compañeros con tantos años y que pueden aportar mucho a generaciones jóvenes, se perdieran en el resentimiento y la amargura de una vida de frustraciones dentro de las agrupaciones, o se alejaran definitivamente de sus grupos.

Nuevamente ¿tú como la vez?


No hay comentarios: