domingo, 27 de diciembre de 2009

Aniversario en AA

Resulta que el compañero Ray iba a cumplir 15 años sin beber y pues informó, pidió permiso a la conciencia del Grupo e invito al mismo a estar presente y participar en su Junta Abierta de Testimonio.

Llegó el día esperado y ahí estábamos mi compañera y yo, tempranito – como una hora antes –

Sorprendentemente ya estaba el festejado y andaba en chinga acarreando cosas.

Pues bien poco a poco fueron llegando los asistentes, primero unos estimados compañeros del RUS y enseguida la familia del quinceañero

Inició la junta 20 minutos tarde (como siempre, cabrones).

El inicio estuvo a todo dar con unos momentos de silencio, que más bien fueron para escuchar una grabación, corta pero maravillosa, acerca de los aniversarios en AA.

Enseguida lo tradicional, pero no por eso menos emocionante:

La participación breve pero sustanciosa de los compañeros asistentes, hablando del festejado, de su propia experiencia y del Mensaje del Programa de AA.

Posteriormente la familia de Ray también quiso participar, y uno a uno fueron pasando; sobrina, hermanos, madre, hija y esposa, dieron sus palabras al festejado, y ya sabrán, hubo de todo: felicitaciones, motivaciones, encabronamiento,reclamaciones, sonrisas y llanto, dolor, alegría y esperanza.

Finalmente la participación del compañero quinceañero – no cualquiera cumple quince años sin beber – en la cual hizo un recorrido de su trayectoria, un antes, un después y un ahora en AA. – aquí entre nos, el Ray recayó (o sea que es hediondo) después de cinco años y tuvo ocho ingresos a otros tantos anexos, si no ya hubiera cumplido 20 años en AA – para los que no les agrada perseverar aquí hay una muestra.

Después el convivio……aquí hace su aparición el clásico huele moles o alcohólico de aniversario (que nomás asiste al grupo cuando hay festejo)

De alguna forma las juntas de aniversario de los compañeros en AA son diferentes; ya que cuando se festejan uno, dos o hasta tres años, el contenido es uno, y cuando se festejan o dan testimonio compañeros veteranos, ya el contenido y la esencia de las reuniones es otro.

Cuando eres nuevo te festejan y te toleran todo y tú crees que lo mereces (en mi caso personal y me refiero en el grupo). Pero cuando maduras te das cuenta de que todo era causa de la nube rosada y no había nada mágico, así que, obviamente, tu compartimiento es diferente y el de la familia también.

De cualquier manera los aniversarios – testimonios - en AA son fantásticos, llenadores, estimulantes, atrayentes, incluyentes, motivadores, creo yo

Al final, las ansiadas y emotivas notas del ♫♫…levántate ya borracho mira que ya amaneciooó…♫ ♫

Tan taran, tan tan.


PD: ¿Ya adivinaron quien coordinó?

2 comentarios:

Anónimo dijo...

Todo está escrito con doble sentido e irónicamente, desde una trinchera vacía y pseudo-intelectual. No es una buena forma de pasar el mensaje al recién llegado. Los alcohólicos anónimos no debemos hacer gala de retórica ni de acidez, cuando hay muchísimas personas que sufren y necesitan de nosotros. Felices 24 hs.

Plateros dijo...

Hola otra ves mi amigo anónimo; mi intención aqui solo es la de compartir lo que he oido y visto desde mi óptica muy particular..."desde una trinchera vacía..." eso si dolió: parece que estoy en el Grupo, nomás dos o tres echandose tierra anonimamente jeje.